Felices fiestas anales

Misterioso objeto por el culo les desea unas provechosas fiestas anales.

11 comentarios to “Felices fiestas anales”

  1. Dirty Pants Says:

    ¡Hola a todos!

    Durante estos días navideños he estado siguiendo una dieta específica con el fin de que mis órganos intestinales elaboren unas trufillas de caca espesa y oscura para quien desee celebrar la entrada al año 2010 con unos deliciosos besos negros. ¡Bon appétit y feliz ano nuevo!

  2. Misterioso objeto por el culo Says:

    ¡Albricias navideñas, Dirty Pants! ¿Quién necesita mazapanes o polvorones teniendo tus bolitas de trufa? Se nos va a colapsar el blog a peticiones para esos besos negros.

    Feliz ano nuevo.

  3. The See Arse Want Arse Foundation Says:

    The See Arse Want Arse Foundation would like to wish some of the viewers of this site a very happy anus (American Nihilist Underground Society). The other viewers of this site can consider themselves as worthy as an opening at the opposite end of an animal’s digestive tract from the mouth.

    Oh we are so full of crap!

    • Misterioso objeto por el culo Says:

      Indeed we are so full of crap!

      ¡La mierda flota en las mejores piscinas sin ser vista… La mierda está en el aire… La mierda está en las casas, en las tiendas, en las fiestas y en los plenos parlamentarios!

      Let us celebrate!

      A la Fundación Culo veo Culo quiero, felices anos nuevos.

  4. Sphinx(ter) Says:

    Con el cuerpo descansado y los vapores todavía vivos en mi epitelio olfativo les deseo a todos que la salida de este hermoso ano sea tan (el resto se ve borroso).

  5. Culín Ario Says:

    Así mismito: pequeñín y rubio.
    Se admiten reservas.

  6. Éramos de Rotterdam Says:

    Pero nada. Ya al alcanzar el primer remonte tenía tantas ganas de orinar que debía apartarse del grupo, desengancharse los esquíes, sentarse en la nieve fresca y, fingiendo que se ajustaba las botas, hacer pipí; se lo hacía encima, amontonando un poco de nieve en torno a las piernas juntas, con el traje y los leotardos puestos, y entretanto todos los compañeros la miraban y Eric, el profesor, decía “Como siempre, esperamos a Alice.”

    […] Fue entonces, al levantarse bruscamente, cuando notó que la entrepierna del pantalón le pesaba. Instintivamente se llevó la mano al trasero, aunque con el guante no sintió nada. Tampoco hacía falta, bien sabía lo que era.

    Paolo Giordano
    La soledad de los números primos
    Traducción de Juan Manuel Salmerón Arjona

  7. Dirty Pants Says:

    ¡Últimas existencias de trufillas de caca! ¡Reserva las tuyas ya! ¡Sustitúyelas este año por las tradicionales uvas e imagina que son de la Igartiburu mientras te las metes en la boca al son de las doce campanadas que, dicho sea de paso, podríamos sustituir por doce sonoras flatulencias! ¡Sí, da la bienvenida a la nueva década proclamando con orgullo: “Yo he comido caca”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: