Pierre Molinier (1900 – 1976)

Pierre Molinier Andro

Mi ambición no es traspasar la linea de los géneros. Mi ambición es destruirlos. No me seduce batirme a duelo con los roles impuestos, sino dejarlos pasar. Ignorarlos.

Pierre Molinier - Autoportrait fetiche a l'éperon d'amour sur le fauteuil

Antes me travestía para confundir y también porque me producía gran placer maquillarme. Ahora lo hago porque no me reconozco. Los límites entre el interior y el exterior se han desvanecido. El cuerpo ha explotado y lo que resta de él, se confunde en una mezcla putrefacta y viscosa.

Pierre Molinier Auto

Ser hombre o mujer ya no tiene importancia. Así la carne no es más que una lesión útil únicamente para camuflarse. Para construir la anatomía que aún no llega.

Pierre Molinier - La rose blanche 1965

Soy Mandrake Texti-cular. Todo ese juego de acciones y artificios con mi ano, con mi verga, tiende hacia un ideal andrógino. Maculino/Femenino. En cierto modo lo he conseguido ayudado por la fascinación que ejerce sobre mí la atracción de unas piernas enfundadas en oscuras medias. O bien los zapatos con tacón aguja. Siempre altos, para tensar dolorosamente los músculos.

Pierre Molinier - L'éperon d'amour

Sus fotografías, especialmente, los autorretratos y fotomontajes realizados en los últimos quince años de su vida y recogidas, muchas de ellas, en su libro Cien Fotografías Eróticas, muestran una decoración monótona y repetitiva donde las mismas fantasías son convocadas obsesivamente: la angustia de una identidad troceada, la fragmentación del propio cuerpo, la irremediable ligazón del dolor al placer, el incesante fetichismo y travestismo narcisista. El acto fotográfico supondrá para Molinier la única posibilidad de acceder al otro cuerpo. El fotomontaje le permitirá alcanzar ese cuerpo imposible que la sociedad prohibe. Su vida se nos aparece como la incesante búsqueda – sin ningún tipo de moral – de la frontera evanescente donde se yuxtaponen en una proximidad improbable y provocadora los diferentes sexos; ese lugar hecho de luz y sombras, ambiguo y confuso donde el deseo se confunde con la angustia y el goce con el sufrimiento.

Si en los años sesenta y setenta el mundo del arte se vio inundado por un conjunto de artistas que -mediante el Body Art y las Performances – iban a utilizar su propio cuerpo como objeto artístico y medio ideológico para cuestionar las representaciones corporales y sexuales del momento, muy pocos irán tan lejos en su búsqueda como Pierre Molinier. Este pasará sus últimos años confinado y solo en un claustrofóbico, decadente y sucio apartamento del viejo Burdeos. Aquel espacio será su universo y su microcosmos, lugar sagrado y obsceno donde comerá, trabajará (es el mismo artista quien construye o transforma todos sus objetos) y dormirá rodeado de pistolas, maniquís, libros, pinturas, muñecas, cuchillos, botas, medias, ropa negra: fetiches y accesorios que le acompañarán hasta el día de su suicidio (el 3 de Marzo de 1976). Una angustiante atmósfera que le permitirá el retiro del mundo real al suyo interior, un espacio inviolado donde poder dar lugar a todo el desarrollo de su psique.

José Miguel G. Cortés, Je Suis Lesbien. (Pierre Molinier o el cuestionamiento de la virilidad).  Acción paralela #3.

4 comentarios to “Pierre Molinier (1900 – 1976)”

  1. chava Says:

    no tiene un aire a ron athey? en especial lo del taconazo-dildo, parecido al que describe preciado en su manifiesto contra-sex
    por cierto, eres canario? no habia visto a nadie de fuera que conociese crimen. gran libro, descatalogado

    • Misterioso objeto por el culo Says:

      Muchas gracias por el comentario.

      Sí, claro que recuerda a Ron Athey, o más bien Ron Athey recuerda a él, porque tomó precisamente esta imagen de Molinier (Autoportrait avec éperon d’amour) para su performance El ano solar de 1999. De hecho, Beatriz Preciado lo menciona en el Manifiesto (p. 45).

      Sí, Crimen es un texto magnífico.

      Una cosa: ¿qué te hace pensar que misteriosoobjetoporelculo es uno y es hombre? ¿Las marcas gramaticales de género y número del sustantivo “objeto”? ¿El culo?

      Un misterioso objeto por el culo es un misteriosoobjeto por el culo es un misteriosoobjetoporelculo.

      Saludos.

  2. chava Says:

    ah, hola, je, tal fijacion anal me dio a pensar, quizas debi poner una x… tampoco lo pense mucho, evidentemente como tampoco fijarme n las fechas de uno y otro. al athey lo vi hace poco en madrid, es interesante el tipo-.
    bueno, si son muchxs, mejor que unx para hacer el blog.
    disculpa la incorrecion.
    el blog me lo dio betel y yo soy la chava. pese a que suelo seguir este tipo de blogs, este no lo habia visto antes.
    me alegra anhadirlo a la lista. salud.
    ah, si estas en madrid, manhana hay fiesta trans-intersex en el patio, por si acaso.

  3. Joel-Peter Witkin (1939) « Misterioso objeto por el culo Says:

    […] la senda de fotógrafos como Arbus, Molinier o Mapplethorpe, Witkin compone en el estudio y luego manipula en el negativo fantásticos, a la par […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: