Anatomía anorectal

El recto y el canal anal forman la zona terminal del tubo digestivo. El recto es la continuación del colon, con el que forma un ángulo agudo que dista unos 12-15 cm del margen anal externo. Tiene una morfología fusiforme y su mucosa muestra tres pliegues que contienen músculo liso circular.

anatomy_rectum

El límite inferior, la línea pectinea, es la unión embriológica y macroscópica entre el ano y el recto, se llama así porque asemeja a un peine. Intervienen en su constitución: Valvas, pilares y papilas de Morgagni, que constituyen las criptas de Morgagni.

En las criptas de Morgagni desembocan las glándulas de Chiari, glándulas sudoríparas atróficas en nuestra especie, cuya inflamación produce trayectos fistulosos y abscesos perianales.

Las válvulas de Houston, normalmente son tres: La 1ª y la 3ª están a la izquierda , la 2ª ocupa el lado derecho. Cada una ocupa un tercio de la circunferencia y adopta la forma semilunar con la concavidad hacia arriba; describen un plano inclinado en espiral que aparentemente favorece la progresión del cilindro fecal.

La unión rectosigmoidea representa un estrechamiento a la luz rectal.

La porción distal del recto, al penetrar en el diafragma pélvico, se transforma en el canal anal, tras ser rodeada fuertemente por su musculatura.

El canal anal mide 3-4 cm y está rodeado por un doble anillo muscular constituido por el esfínter anal interno, engrosamiento final del músculo circular del recto, y el esfínter anal externo, músculo estriado compuesto por tres fascículos. La porción media del canal anal es rica en glándulas anales. Además, en esta zona encontramos el plexo hemorroidal interno y externo, asiento de las hemorroides.

La vascularización arterial del recto depende de la arteria hemorroidal superior y de la hemorroidal media, y la vascularización del canal anal obedece a las arterias hemorroidales inferiores.

El recto y el esfínter anal interno son inervados por los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, y el esfínter anal externo por nervios somáticos. La sensibilidad perianal y del canal anal depende de los nervios rectales inferiores. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: